REJUVENECIMIENTO FACIAL SIN CIRUGÍA

La combinación del relleno facial con la inyección de tu propia grasa o con ac. hialurónico, la aplicación de la toxina botulínica y del plasma rico en plaquetas, es la forma menos invasiva y coadyuvante con que se obtiene un efecto preventivo del envejecimiento y rejuvenecedor facial en pacientes que aun no son candidatas al estiramiento facial quirúrgico.

 

Toxina Botulínica:

 

El uso de la toxina botulínica en cirugía plástica se basa en su poder paralizante de la musculatura. Al aplicarse en las áreas de la cara donde se producen arrugas o surcos por efecto de la contracción musculares, esta sustancia neurotóxica  relajan el músculo y eliminan de manera temporal las arrugas. 

 

Tienen la gran ventaja de que no se han reportado fenómenos alérgicos en su contra, es de fácil manejo produciendo efectos visibles del 3er al 5to día de su aplicación y más definitivos a la segunda semana. Su efecto es temporal de hasta unos 4-6 meses. Está contraindicado en pacientes embarazadas o en aquellas con trastornos de la coagulación o con ingesta de medicamentos anticoagulantes. Son candidatos ideales aquellos pacientes jóvenes que debutan con arrugas  o aquellos pacientes más  avanzada conjuntamente con la cirugía de la cara o la ayuda de los rellenos faciales.

Plasma Rico en plaquetas - PRP: 

 

Es el procedimiento mediante el cual se extrae sangre de la paciente para ser centrifugada en un aparato especial y extraer la capa del suero sanguíneo donde hay mayor concentración plaquetaria. Esta fracción se activa con una sustancia y es aplicado en la dermis y piel de la paciente para procurar una bioestimulación ayudando  retrasar el proceso de envejecimiento de la piel. Activa la regeneración celular, la formación de colageno y fibras elásticas lo que permite obtener una mejor calidad de piel, más luminosa y lozana, con mejor textura, menos flaccidez y menos arrugas.

Relleno facial con Ac. Hialuronico o Grasa:

 

En la cirugía plástica moderna existen una serie de materiales que son biocompatibles con los tejidos humanos que ayudan a rellenar y dar volumen en diferentes zonas. El más usado es la grasa del propio cuerpo de paciente, esta se toma con una pequeña aspiración de grasa la cual se procesa para ser inyectada.

 

También existen otros materiales como los derivados del ácido hialurónico con una duración de hasta 8 meses, les siguen menos usados por su corta duración el colégeno bovino y el colégeno humano, y mas recientemente los derivados de la hidroxiapatita clásica.

 

Están indicadas en áreas como los surcos entre la nariz y la boca o naso-genianos, líneas finas de la frente, aumento de labio y de la región malar, corrección de depresiones por cicatrices, líneas de expresión entre ceño y otras.

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
@Dr.Luis González 2017. Powered by VM